Shiatsu para embarazadas

adorno5

El embarazo es una etapa muy importante en la vida de muchas mujeres. No obstante, debido al estrés y al ritmo de vida acelerado, la mujer desatiende sus necesidades y el contacto con su cuerpo y sus emociones.

El Shiatsu es una terapia complementaria no invasiva muy recomendable tanto para las mujeres como para sus bebes.

Durante el embarazo, ayuda a la mujer a conectarse con su cuerpo y con su bebé, con sus emociones y le proporciona un estado de relajación. Esta conexión le procura confianza en sí misma y en su capacidad para afrontar esta experiencia de una manera tranquila, positiva y saludable.

Además, le alivia las molestias como la tensión en espalda, lumbares, sacro y coxis, la pesadez de piernas, varices y mejora las digestiones, etc.

El bebé sentirá la relajación y la sensación de paz y bienestar que vive su madre en cada sesión.

Así mismo, cuando el final de la gestación está próximo y el embarazo ha seguido su curso normal, se reforzará la preparación para que la mujer llegue en un buen estado de salud, aprenda a relajar su cuerpo y su mente y a confianzar en su capacidad para traer a su hijo al mundo.

Después del parto, el Shiatsu ayuda a reequilibrar el cuerpo procurando la tonificación del abdomen y suelo pélvico lo que evitará posteriores dolores de espalda y mejorando la circulación y el flujo energético de su cuerpo.

Si el parto ha sido natural, las sesiones con la madre pueden empezar a las pocas semanas o cuando ella se sienta preparada. Si el parto ha sido por cesárea, las sesiones podrán comenzar tras la cuarentena y la recuperación de la herida pero siempre que la madre se sienta con ganas para comenzar.