Efectos del Shiatsu según las zonas del cuerpo

El Shiatsu es una terapia holística cuyo tratamiento abarca el cuerpo, la mente y el espíritu de la persona. El tratamiento de Shiatsu se realiza de forma física sobre el cuerpo y, aunque, éste no comprende solo el área afectada, los efectos resultantes son distintos dependiendo de la zona tratada.

El Shiatsu es una terapia holística cuyo tratamiento abarca el cuerpo, la mente y el espíritu de la persona.

El tratamiento se realiza de forma física sobre el cuerpo y, aunque, éste no comprende solo el área afectada, los efectos resultantes son distintos dependiendo de la zona tratada. A modo de ejemplo:

Shiatsu en los pies

Beneficia la espalda, el cuello y los hombros; Alivia los problemas renales; Atenúa los trastornos menstruales; Favorece el sueño; Calma la mente; etc.

Shiatsu en las piernas

Mitiga los dolores lumbares (ciática); Relaja los tendones; Alivia los problemas menstruales; Mejora la retención de líquidos; Ayuda en los casos de problemas intestinales; etc.

Shiatsu en la espalda

Alivia los problemas de espalda y de hombros; Fortalece los huesos; Alivia la tensión muscular; Mejora los problemas urinarios; Disminuye el estrés y la ansiedad; etc.

Shiatsu en los brazos y manos

Disminuye los dolores de cabeza, cuello, hombros y brazos; Mitiga los dolores de garganta; Atenúa los problemas de piel (eczemas, erupciones,…); Ayuda en los casos de problemas intestinales; Facilita el sueño y calma la mente, relaja; etc.

Shiatsu en el cuello

Alivia las cefaleas, la tortícolis y la lumbalgia; Favorece la garganta; etc.

Shiatsu en la cara

Atenúa los problemas oculares; Beneficia a los oídos; Alivia los problemas respiratorios; Mitiga las cefaleas y migrañas; Mejora el bruxismo; Mejora la inflamación de encías; Calma la mente; Produce una apariencia luminosa; etc.

Shiatsu en la cabeza

Beneficia ojos y oídos; Atenúa los dolores de cabeza; Calma la mente; etc.